El proceso de industrialización y los daños al medioambiente que este genera, han provocado el nacimiento de un nuevo tipo de seguro: la Responsabilidad Civil Medioambiental.

Se trata de una obligación establecida por la Ley 26/2007 del día 23 de octubre.

Las empresas tienen el deber de hacerse cargo y comprometerse a reparar los daños que puedan provocar al medioambiente y gracias a esta ley, es posible imponer sanciones a los entes que contaminan sin tomar las debidas precauciones.

La principal cobertura de este tipo de pólizas medioambientales, es la indemnización por los daños causados por la contaminación del medioambiente de manera accidental. En este caso, la compañía aseguradora cubre los gastos de reparación de los elementos naturales, también cubriendo la reposición de las especies de flora y fauna afectadas y garantías como el coste de descontaminación del suelo o del agua.

También pueden incluir costes de prevención ante amenazas inminentes de daño ambiental, y, en el caso de que el daño ambiental ya se haya producido, también se ocupan de los costes de evitación, proponiendo las medidas necesarias para que los daños al medioambiente no sean mayores.

Seguramente, este tipo de pólizas y las medidas de precaución que estas comportan, son un instrumento muy útil para regular la actividad de contaminación por parte de las empresas.

En Boracay Brokers, te recomendamos estar siempre lo más informado y protegido posible para ahorrarte situaciones inconvenientes. Si necesitas asesoramiento, estamos aquí para ayudarte.

Boracay Brokers, seguros por naturaleza.

Compártelo / Share it